Feeds:
Entradas
Comentarios

Cuando sonó el teléfono respondí con la anticipación y la emoción de cada miércoles. La llamada fue breve: “Pasaremos entre tal y tal hora a dejarte el nuevo vehículo para que los goces”. Al colgar, me di cuenta que no había preguntado qué vehículo. Fue como prolongar la expectativa que se siente ante el regalo de Navidad. Y cuando llegó a mi puerta, lo que vi dibujo en mi cara una sonrisa y en mis ansias, el deseo de aventura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así es como vino a visitarme el Jeep Compass Trailhawk 4×4 2018. Su nombre es historia y su diseño lejos de mirar al pasado, mira al futuro, sin olvidar su herencia legendaria.

Es un vehículo interesante en la línea Jeep porque ofrece un tamaño atractivo para muchos consumidores que buscan un SUV más pequeño que un Cherokee y algo más grande que un Renegade. Y aunque ya navegaremos las opciones en las que se ofrece, les adelanto de una vez que si lo que buscan es experiencias off-road, el Trailhawk es lo que necesitan. Sin dudarlo. Seguir leyendo »

Anuncios

Nos habíamos cruzado en alguna calle. Un tiempo atrás. Nunca habíamos estado juntos. Y finalmente llegó el día. El Chevy Traverse vino a quedarse por unos días en casa. Es un modelo totalmente rediseñado. Ha perdido peso -unas 400 libras- respecto a su predecesor y sigue siendo una excelente opción en el mundo de los SUVs donde la competencia es dura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuenta además, con un nuevo V6, de 3,6 litros, más potente -29 caballos de fuerza adicionales-, que se combina con una transmisión de nueve velocidades, y es amigable en términos de consumo de combustible, ya que rinde ahora unas tres millas por galón más (algo que depende del modelo y por supuesto de la forma en que sea conducido). En el caso de mi modelo de prueba -el Chevy Traverse FWD Premier– el consumo se era de 18 millas por galón en la ciudad y 27 millas por galón en la carretera. Seguir leyendo »

Apenas lleva dos años de independencia en el mercado y ha comenzado su expansión a paso firme. Y es que Génesis, la marca de lujo de Hyundai, continúa ganando terreno en su segmento y se consolida como una marca de lujo que absolutamente, merece todos los elogios que recibe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recientemente tuve la ocasión de probar el Genesis G80, que con su aire deportivo y su motor turbo, me cautivó. Es un vehículo cuyo desempeño no tiene nada que envidiarle a algunos alemanes con los compite. Su apariencia externa es atractiva, distintiva y con carácter propio, y el interior, es sinónimo de buen gusto y buena calidad.  Gracias a su tamaño, algo más largo que modelos similares, ofrece un amplio espacio interno y con buen aislamiento externo, los viajes brindan paz a cada pasajero. Llama la atención el detalle con el que se han terminado las piezas que componen la cabina. Nada está fuera de sitio, los pespuntes son impresionantes y la calidad del trabajo “fino”, digna de un taller de alta costura.

La aceleración es pareja y el motor V6 del modelo que tuve entre mis manos, tenía potencia suficiente, aunque queda claro que si es su preferencia, puede optar por el V8. La respuesta a la dirección es precisa. Es un auto que en la acelerada y la frenada, no titubea, aunque por supuesto la respuesta del vehículo variará dependiendo del modo de manejo que usted haya seleccionado. El desplazamiento es impecable, ya sea que marche uno por las calles de la ciudad o una carretera.

En cuanto a la tecnología que encontramos el Génesis G80, es siempre útil. El sistema de navegación es sencillo de operar y la integración de Apple CarPlay o Android Auto, sin rebusques.

El modelo 2018 presenta algunas novedades como la posibilidad de recarga de aparatos (teléfono, por ejemplo) sin cables o luces LED adaptativas y más importante aún, un modelo Sport con motor V6 turbo.

Este sedán mediano de lujo para cinco pasajeros se ofrece en tres niveles: 3.8. 3.3T Sport y 5.0. Como bien pueden suponer, la nomenclatura tiene relación directa con la motorización.

El modelo Genesis G80 3.8 lleva un “corazón” V6 de 3.8 litros  que entrega 311 caballos de fuerza y 293 libras por pie de torsión. La transmisión es automática, de ocho velocidades y es RWD, estándar. Si lo prefiere, existe la opción de AWD. Las llantas de este modelo son de aleación, de 18 pulgadas, encendido y acceso sin llave, cámara posterior, control de velocidad crucero adaptable, control dual de temperatura en la cabina, y apertura manos libres del maletero. La tapicería es en cuero, y las butacas de la primera fila ofrecen ocho ajustes posibles incluyendo cuatro para la región lumbar. La dirección es ajustable y gracias a una pantalla de ocho pulgadas en el centro de la consola, las imágenes son claras. Dos puertos USB facilitan la conexión en un mundo donde este tipo de conexión es cada vez más frecuente, y el sistema de audio, con siete parlantes, permite una experiencia auditiva de primera. En este nivel, estándar, usted contará con sistema de alerta de tráfico en punto ciego, alerta de trafico posterior cruzado, alerta para cuando uno se está saliendo de la línea de conducción y en el caso de los modelos AWD. Brindan también calefacción en los asientos de la segunda fila, lo que sinceramente, es más necesidad que lujo cuando uno vive en sitios fríos.

En el siguiente nivel encontramos el G80 3.0 que se ofrece con dos paquetes diferenciados. La primera de estas opciones es el paquete Premium, que incluye luces antiniebla LED, techo panorámico, sensores frontales y traseros para ayudarnos en maniobras de estacionamiento, asientos frontales con ventilación, parasoles en diversos puntos del vehículo, y sistema de audio Lexicon con 14 parlantes. La segunda opción es un paquete llamado Ultimate que agrega a la oferta del Premium, una tapicería en cuero de alta gama, maletero automático, detalles en madera opaca y aluminio en la cabina, cámara con vistas múltiples, pantalla central de 9.2 pulgadas, sistema de audio Lexicon de 17 parlantes y hasta un sistema que detecta monóxido de carbono en la cabina.

Y finalmente, el modelo que tuve para la prueba, el G80 3.3T Sport, que con honestidad, puede mirar cara a cara a más de un modelo de la competencia. Ese motor turbo que entrega 365 caballos de fuerza y 376 libras por pie de torsión, con sus llantas de 19 pulgadas y suspensión adaptativa, brinda una maravillosa sensación de manejo en la que lo único que pudiera ser frustrante, son los límites de velocidad que nos rodean en las ciudades. Es un auto que invita al disfrute, a pisar el acelerador e incluso, como en mi caso, a sentarse a cierta distancia y observarlo porque su línea, combinada con detalles en cromado oscuro, son una delicia para la vista.

Claro que. Si usted quiere más, hay más, porque el G80 5.0 Ultimate con un V8, es similar al modelo anterior pero tiene aún más potencia, gracias a 420 caballos de fuerza y 383 libras por pie de torsión.

En el caso del modelo que tuve para la prueba, el G80 RWD 3.3T Sport- ofrecía en materia de consumo, 17 millas por galón en la ciudad y 25 millas por galón en la autopista.

El precio del Génesis G80 arranca en los USD 41.750 y el vehículo que tuve para la prueba, incluyendo opcionales, llegaba a los USD 56.225. Un precio sorprendente, cuando uno pone en la ecuación la calidad de este auto.

Si desea saber más sobre este u otros vehículos de Génesis, por favor visite: Genesis.

 

Gusta, Seduce. Atrae. Sus números de venta así lo confirman. Se mueve en un segmento muy competitivo, repleto de productos atractivos… Y con todo y eso, el Lincoln Navigator es un vehículo que mantiene lealtades que permanecen con el paso de lo años y suma nuevos seguidores con cada día que pasa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El modelo de 2018, ha sido completamente rediseñado. Mantiene su versatilidad, su capacidad de carga, la posibilidad de remolque, nos comunica lujo y confort… en otras palabras, mantiene muchos de sus famosos y deseados atributos, con nuevo look y mejoras interesantes. Seguir leyendo »

Uno de los segmentos de mercado de mayor crecimiento es el de los Crossovers y los SUVs. Gustan al público, son vehículos prácticos, y las fábricas ofrecen diversidad de modelos ajustándose a nichos de mercado y a necesidades específicas de los posibles compradores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De modo que no me sorprendí cuando recibí en casa la nueva EcoSport de Ford. Nueva, claro está, para el mercado estadounidense ya que este SUV es conocido en otras latitudes en las que triunfa.

El EcoSport es un subcompacto y si usted revisa el abanico de opciones de Ford, notará que es de menor tamaño –un pie y medio- que el Escape. Esa diferencia se traduce, por supuesto, en la distribución de los espacios en la cabina y área de carga, sin que uno sienta que falta espacio. De hecho, el área de carga –casi 21 pies cúbicos sin abatir asientos- es de las mayores entre los crossovers. A destacar, la puerta trasera que da acceso a la zona de carga, no abre hacia arriba, sino, hacia el costado. En lo personal no tuve inconvenientes guardando o retirando objetos, pero es un punto a tener en cuenta dependiendo con el espacio en el que usted estaciona a diario. Seguir leyendo »

En años recientes he tenido el placer de manejar el Infiniti Q50 en más de una ocasión. Es un sedán deportivo, de lujo, elegante, con un toque clásico que le permite destacar con un diseño bien logrado que gracias a retoques anuales siempre luce fresco y al día.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tiene potencia, su dirección es gentil, su acelerada y su frenada son precisas y es uno de esos vehículos que cuando uno está al volante, logran que manejar sea una de esas tareas que le saca a uno una sonrisa.

En su versión 2018 ha recibido retoques externos –tanto en la parte frontal como en la posterior- y se han introducido pequeñas modificaciones en la cabina, que es silenciosa e increíblemente cómoda. Los detalles de confección son increíbles, los materiales de muy buena calidad y los acabados, impecables. Seguir leyendo »

Abrí la puerta, me sumergí en la cabina… Cerré los ojos y no pude evitar sentir que había ingresado en un espacio de profunda paz, sabiendo –como sabía- que al encender el motor de aquel vehículo despertaría un universo de sensaciones que sólo son posibles cuando el acelerador que uno pisa a fondo responde con potencia, con fuerza, con el sonido incomparable de una tecnología de punta que emociona. El BMW M550i, no me decepcionó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y es que la Serie 5 –lleve o no entre sus siglas letra M, de Motorsports– nunca desilusiona.

En esta Serie hay variedad de motores y opciones, con lo que nadie queda fuera cuando se trata de seleccionar un sedán de lujo de tamaño medio. Ya en 2017 los autos que integran esta línea habían recibido rediseños en términos de estilo exterior y amplitud interna. Este año, no hay grandes novedades en ese aspecto, pero BMW mantiene su innovación presentando nuevas opciones de motorización y potencia, sin descartar, por supuesto, la eficiencia. En materia de tecnología se agregan elementos con Apple CarPlay Wireless, simulación externa del auto en 3-D y mejora del sistema de reconocimiento de voz. Todo esto, sin descartar estos integrantes en la línea: el 530e iPerferomance plug-in/hibrido; el 540d xDrive diésel y el M550i xDrive con motor V8 turbo. Seguir leyendo »